Shirley Cruz: “La motivación nace de la pasión”

“Hay que saber parar cuando un ciclo se acaba”, explicó Shirley Cruz cuando fifa le preguntó por el motivo de su marcha del Olympique de Lyon el año pasado, para fichar por el París Saint-Germain. Desde su llegada a Francia en 2006, la costarricense lo había ganado todo con el OL: 6 ligas nacionales, 4 Copas de Francia y, sobre todo, la Liga de Campeones Femenina de la UEFA en 2011 y 2012. Tras ver saciada su hambre de trofeos, la centrocampista sigue estando, sin embargo, sedienta de nuevas experiencias.

“Me gusta afrontar nuevos retos”, prosiguió la jugadora de 27 años. “Además, el hecho de que el entrenador del París SG sea Farid Benstiti fue determinante en mi decisión. Él estaba en el banquillo del Lyon cuando llegué, y me hizo progresar mucho. Como ahora tengo un problema con mi rodilla derecha, ha adaptado mis entrenamientos y mi función sobre el terreno de juego en consecuencia”, explicó Cruz, feliz de realizarse en el eje del juego del cuadro parisino, expresando plenamente sus cualidades de creadora con 6 pases de gol en lo que va de campaña. 

En el París Saint-Germain, su nuevo reto ya no consiste en acapararlo todo en el ámbito nacional e internacional: “Nuestro objetivo desde que empezó la temporada es quedar segundas”. A día de hoy, el club capitalino mantiene el tipo, al acecho en la tabla del intratable OL (52 puntos sumados de 52 posibles), del que dista apenas tres puntos… “Hace falta tiempo para rivalizar con un equipo que ha ganado 6 ligas francesas consecutivas y 2 Ligas de Campeones”, consideró Cruz, que el pasado noviembre tuvo que inclinarse en casa ante sus antiguas compañeras (0-1).

De su etapa en el conjunto lionés, aprendió la perseverancia necesaria para llevar a buen puerto un proyecto deportivo: “La primera victoria del Lyon en la Liga de Campeones no se produjo por casualidad. En realidad, fue el fruto de algo que se iba construyendo, paso a paso. En el París SG están haciendo una inversión, y saben que, para tener éxito, hay que ser pacientes”. Aunque menos espectacular que en la sección masculina (con todo su aluvión de estrellas), la política de fichajes en el equipo femenino ha sido ambiciosa esta temporada, y se ha visto acompañada por una labor a largo plazo: “Es el primer año en el que la plantilla es casi totalmente profesional. Las estructuras del club van adaptándose simultáneamente, y las jugadoras también necesitan acostumbrarse a esta nueva situación”.

Costa Rica, centro del mundo
La costarricense es consciente de que ella siempre ha jugado con unas condiciones muy cómodas al iniciar su carrera en el Olympique de Lyon, un pionero del fútbol femenino en la materia: “Yo he tenido la suerte de ser profesional desde que llegué a Francia, pero muchas jugadoras con las que me cruzo me recalcan lo difícil que es conciliar un trabajo, los entrenamientos y la competición con su vida personal. Sin embargo, la pasión por el fútbol permite encontrar la motivación para hacer frente a todo a la vez”.

Es precisamente esa pasión la que le ha permitido hacerse notar en su país de origen, donde es una de las escasas deportistas que ha podido exportar su talento al extranjero: “Yo jugaba en mi selección nacional sub-20, y la responsable de la selección trabajaba como agente de la FIFA. Me dijo que un equipo francés estaba interesado en mí, y que era necesario que fuese a hacer una prueba. Decidí lanzarme a la aventura. Pensaba que el periodo de pruebas duraría seis meses, ¡pero todavía estoy ahí!”.

Aunque a veces sienta nostalgia de su país y, en pleno invierno, añore los 25º C que predominan en Costa Rica durante todo el año, Shirley no se arrepiente de este golpe de fortuna. Aquí se realiza conociendo la lengua y la cultura francesas, sin dejar de estar muy pendiente de su país de origen. Naturalmente, dio saltos de alegría cuando se enteró de que la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA iba a celebrarse allí en 2014: “Estamos muy orgullosas de albergar esa Copa Mundial en nuestra casa. Es un sueño para todas las que han luchado allí por el fútbol femenino”.

Ella, que, como chica, tuvo que abrirse camino en un deporte practicado mayoritariamente por hombres, es consciente de todos los beneficios que está sacando ya su país de ese acontecimiento venidero: “Dos años antes de la competición, la FIFA pone en marcha programas que permiten mejoras profundas en el país, sobre todo para la juventud. Se está poniendo en marcha una liga femenina sub-17, algo que mi generación no conoció”.

“Esta Copa Mundial va a servir para hacer evolucionar las mentalidades y la forma de mirar al fútbol femenino”, concluyó Cruz, que ha contribuido a impulsar esa evolución con sus admirables éxitos.

Lyon y Marsella dejan escaparse al PSG

El Lyon, que cayó 3-1 en Ajaccio, y el Marsella, que perdió 1-0 en casa ante el equipo que era colista, el Nancy, decepcionaron en la 23ª jornada de la Ligue 1 francesa y dejan escaparse en la tabla al líder, el París Saint-Germain, que el viernes había goleado 4-0 en Toulouse.

El equipo de la capital tiene ahora tres puntos de ventaja sobre los lioneses, segundos, y seis puntos más que el Marsella, tercero.

El Lyon había abierto el marcador gracias a una bonita volea con la pierna derecha de Alexandre Lacazette (53), pero sólo mantuvo la ventaja cuatro minutos, el tiempo que necesitó el centrocampista marroquí Chahir Belghazouani para empatar (57).

En el minuto 65, el rumano Adrian Mutu dio la ventaja a los corsos, que ocupan ahora la 14ª plaza, antes de lograr un doblete de penal (90+1), tras una falta del croata Dejan Lovren, por lo que sería expulsado en esa jugada.

Poco antes, Bafétimbi Gomis había tenido la oportunidad de empatar para el Lyon, pero su penal fue detenido por el portero mexicano Guillermo Ochoa.

El Marsella tenía la oportunidad de alcanzar a puntos al Lyon, pero fracasó ante su público en el partido ante el Nancy, que llegó como colista y que tras su victoria por 1-0 en el estadio Velodrome subió al decimonoveno lugar.

El único gol del partido fue un tanto en contra del ghanés André Ayew, que permitió al Nancy vencer 1-0 y hundió las esperanzas del Marsella.

Ascensos de Montpellier y Burdeos
En el penúltimo partido de la fecha, el campeón Montpellier dio la vuelta al marcador y venció también por 3-1 al Reims (18º), y así escaló un puesto en la tabla de clasificación, del noveno al octavo. Uno de los goles fue anotado por el centrocampista defensivo chileno Marco Estrada (65).

“Estamos muy decepcionados con esta derrota. Vinimos a ganar. En el primer tiempo, hicimos lo esencial pero sin concretar. Conseguimos lo más difícil abriendo el marcador, pero detrás, el equipo, de alguna manera, se relajó. Fallé el penal que nos daba el empate. El portero hizo una gran parada y eso forma parte del juego”, resumió Gomis.

En los partidos del sábado, el Burdeos ascendió al cuarto lugar, gracias a su victoria por 2-0 ante el Valenciennes y el empate 2-2 del Rennes, ahora séptimo, en Lorient.

El equipo bordelés fue muy superior a su rival y se impuso con los goles del francés de origen senegalés David Bellion (minuto 33) y del internacional polaco Ludovic Obraniak (71).

El Burdeos, a cuatro puntos de la tercera plaza, comparte el cuarto lugar con el Niza, que se impuso 2-0 este sábado en Brest y es quinto por una peor diferencia de goles (+11 contra +8), pese a sumar también 38 puntos.

Con uno menos están el Saint-Etienne (6º), que ganó 2-1 el sábado en Sochaux, y el Rennes (7º), que empató 2-2 en el derbi bretón el Lorient, que va en noveno lugar.

El Rennes había comenzado la jornada en el cuarto puesto y vio cómo el empate le hizo retroceder tres lugares.

El viernes se disputó el partido del líder, el París Saint-Germain, que arrolló al Toulouse por 4-0, en un duelo donde todavía no pudo jugar su nuevo jugador, el inglés David Beckham, presentado este jueves en la capital francesa a sus 37 años.

Los goles de los parisinos llegaron gracias al argentino Javier Pastore (minuto 4), el sueco Zlatan Ibrahimovic (36), Mohamed Sakho (70) y el holandés Gregory Van der Wiel (72).

El PSG pone en juego el liderato

El París Saint-Germain, que el pasado fin de semana recuperó el liderato en la liga francesa, afronta la 22ª jornada del campeonato con el reto de defenderlo en casa ante el Lille, mientras que el Lyon, segundo, viaja el viernes a Valenciennes.

Los lioneses empataron en la pasada jornada ante el modesto Evian y perdieron la ventaja que tenían contra un equipo parisino que no falló en Burdeos (1-0) y que recuperó el mando del torneo francés. Los dos equipos en cabeza, eso sí, están igualados a 42 puntos.

El París Saint-Germain llegará también con la moral reforzada por su victoria del miércoles (3-1) en la Copa de Francia ante el Toulouse.

“Esta victoria es la mejor manera de prepararnos para el partido (del domingo)”, dijo el defensa Sylvain Armand después de una noche en la que marcaron Kevin Gameiro y los argentinos Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi.

Ante el Lille estará de vuelta el goleador sueco Zlatan Ibrahimovic, que se perdió el partido ante el Toulouse por suspensión.

Por su parte, el Marsella, el ‘tercero en discordia’, va justo por detras de los dos colíderes, a sólo un punto. En esta jornada, viajará al campo del Rennes (5º), un estadio muy complicado pero donde intentará no fallar para no perder el ritmo de la carrera por el título.

El cuarto clasificado, el Niza, recibe en la ciudad mediterránea al Burdeos, séptimo.

Alessandrini, brío y garra

Después de clasificarse para la final de la Copa de la Liga la semana pasada y de su victoria del domingo ante el Bastia en el campeonato nacional, el Stade de Rennes (5º en la tabla de la Ligue 1) recibirá al Olympique de Marsella (3º) este sábado con una mezcla de euforia y prudencia. Pase lo que pase, este duelo de la 22ª jornada de la Ligue 1 será una cita muy especial para Romain Alessandrini.

Para el jugador del Rennes, enfrentarse al equipo de su ciudad natal, en el que realizó gran parte de su formación en juveniles, tiene un sabor especial. E inédito, dado que esta es la primera temporada en la élite del mediocampista de 23 años de edad, cuyo talento deslumbra a propios y extraños desde hace unos meses.

“Personalmente, tengo ganas de hacerlo mejor que en la ida, que fue uno de mis primeros encuentros como titular”, confesó Alessandrini a fifa en alusión a la derrota por 3-1 sufrida en Marsella el 2 de septiembre de 2012. “Pero para mí supuso una emoción muy grande pisar el césped del Velódromo, porque cuando era niño iba a todos los partidos”, añadió.

Este regreso a los orígenes resulta incluso más emotivo si tenemos en cuenta el periplo recorrido por el joven marsellés. Su trayectoria profesional comenzó en 2008 con el FC Gueugnon, en la división de bronce del campeonato francés. Tras una lesión que lo tuvo en el dique seco casi una temporada completa, recaló en la Ligue 2 de la mano del Clermont Foot durante dos años. Es ahí donde Alessandrini comenzó a despegar, como demuestra el hecho de fuese incluido en dos ocasiones en el equipo ideal al término de la campaña.”Eso me dio mucha confianza. Siempre es agradable ver que se reconoce tu trabajo, y yo me sentí muy orgulloso de que me tuvieran en cuenta”. 

Este reconocimiento fue el perfecto trampolín hacia la élite. Lanzado como una exhalación desde su llegada a Bretaña el verano pasado, Alessandrini no tardó en hacerse un hueco en el once inicial. “Estaba decidido a demostrar todo lo que podía dar sobre el césped. Después de mi primer año en Clermont, ya tuve ofertas para pasar a la Ligue 1. Creo que las cosas no habrían salido igual si hubiese dado el salto antes. Ese segundo año en la Ligue 2 me hizo mucho bien, y creo que ha tenido algo que ver en el hecho de que haya jugado más liberado esta temporada”.

El fondo y la forma
Futbolista imprevisible y osado, el zurdo es el artillero más prolífico de su club, junto a Julien Féret, con ocho dianas. Incluso se ha permitido el lujo de producir algunas obras de arte, como el trallazo con la diestra contra el Lille, la volea que entró por toda la escuadra contra el Nancy, o el magnífico gol que abrió el marcador contra el París Saint-Germain en la heroica victoria de los bretones en el Parque de los Príncipes del pasado 17 de noviembre. 

Aunque Alessandrini ha tenido que adaptarse a la disciplina del más alto nivel, bajo la atenta mirada de su técnico, Frédéric Antonetti, también ha sabido mantener y cultivar su faceta más impetuosa. “Mi espontaneidad es una de mis principales cualidades desde hace tiempo. El entrenador me ha enseñado mucho acerca de mi colocación sobre el terreno de juego, y creo que voy mejorando en ese aspecto. Con todo, intento conservar mis aptitudes específicas y hacer lo que sé hacer en los 30 metros finales, con mayor o menor acierto…. pero ahora mismo funciona (risas)”.

Desde su llegada a la Ligue 1, su media goleadora no ha hecho sino mejorar. Un éxito que él también atribuye a la creatividad de sus compañeros en la línea de ataque. “Cuando juegas con Julien Férét, Mevlüt Erding y Jonathan Pitroipa, no hay duda de que disfrutas de muchas más ocasiones”.

Y son sus compañeros precisamente los que más se benefician de la febril actividad del recién llegado, porque su brillantez frente a la meta rival viene acompañada de un tremendo derroche de energía sobre la cancha. “Presionar todo el tiempo, correr por todos lados y emplearme al 200%, incluso en los entrenamientos, forma parte de mi manera de ser. Nunca bajo el nivel de esfuerzo, eso me convierte en el jugador que soy. Sin eso, soy un futbolista del montón. Necesito esa frescura para aportar cosas nuevas al equipo”.

Su generosidad sobre el terreno de juego, su buen hacer en ataque y su fulgurante debut en la máxima categoría del campeonato nos traen a la mente a dos internacionales franceses que juegan en su misma demarcación: Franck Ribéry y Mathieu Valbuena. Una semejanza de la que también es consciente el interesado. “Son dos jugadores a los que sigo con atención, porque vivieron, como yo, el ascenso desde la tercera división. Por eso, me fijo en lo que hacían cuando tenían mi edad, e intento inspirarme en ellos porque son grandes futbolistas. Ellos demostraron que en el fútbol puede pasar de todo, y su ejemplo me impulsa a emplearme a fondo para no tener que lamentarme”.

Lyon abre brecha y el Barça le pone emoción

Esta época del año sigue siendo relativamente tranquila para el fútbol femenino de clubes, que en gran parte de Europa continúa disfrutando de su paréntesis de mitad de temporada. Aun así, en Francia se vivió un tradicional momento cumbre del calendario, con el choque entre el Olympique de Lyon y el Juvisy. Asimismo, el repaso semanal de fifa incluye los últimos resultados en Italia y España, más las últimas noticias sobre la conformación de la nueva liga estadounidense.

Francia: Duelo de peces gordos  
El Juvisy, durante mucho tiempo un prometedor aspirante a romper la hegemonía del Olympique de Lyon, encaraba una nueva oportunidad de tumbar al vigente campeón liguero y de Europa. Sin embargo, una vez más, la visita al sur resultó improductiva, y el conjunto lionés se impuso tras un reñido duelo. Con sendos goles de las estelares Camille Abily y Lotta Schelin, el Lyon contuvo al Juvisy y dejó a las de la periferia parisina a 14 puntos del imparable líder. Por lo demás, el segundo de la tabla, el París Saint-Germain, se paseó por 1-4 en su visita al Arras, con un gol incluido de su nuevo fichaje, la ilustre estadounidense Tobin Heath. 
Los tres primeros: Lyon (56 puntos), París Saint-Germain (53), Montpellier (47)

Italia: Los punteros, enrachados 
Fue otro fructífero fin de semana para los aspirantes al título, ya que los tres primeros salieron victoriosos, mientras el cuarto clasificado, el Bardolino Verona, veía aplazado su partido. El líder, el Torres, tuvo que sudar la gota gorda antes de doblegar al Mozzanica, ubicado en la mitad de la tabla, con tres goles en la última media hora de juego. El Tavagnacco prosigue su persecución al conjunto sardo gracias a un cómodo 1-5 al Torino, con dos dianas de Elisa Camporese. Otro doblete de Daniela Sabatino impulsó al tercer clasificado, el Brescia, en su 3-1 sobre el Como. 
Los tres primeros: Torres (53 puntos), Tavagnacco (49), Brescia (45)

España: Inusual tropiezo en la cabeza 
El Barcelona fue el gran beneficiado de un fin de semana que podría resultar fundamental. Las vigentes campeonas obtuvieron un importante triunfo sobre el segundo clasificado, el Atlético de Madrid, mientras que el líder, el Athletic de Bilbao, sufrió un inusual traspié. El conjunto bilbaíno, que solo ha perdido un partido en la presente campaña, necesitó de un tanto en el último suspiro a cargo de la defensa Irene Paredes para evitar una derrota a priori impensable en el campo del antepenúltimo, el Collerense (3-3). En la Ciudad Condal, el Barça se adelantó ante el Atlético de Madrid con un tanto de Marta Corredera al cumplirse la hora de juego, y la mexicana Kenti Robles sentenció tres puntos cruciales en el último minuto. 
Los tres primeros: Athletic de Bilbao (51 puntos), Atlético de Madrid (47), Barcelona (46)

Estados Unidos: La nueva liga avanza otro paso 
La nueva liga estadounidense, la National Women’s Soccer League, sigue cobrando forma con cada semana que pasa. Este jueves se celebrará la última ronda del draft, con la que los ocho equipos tendrán cubiertas la mayoría de sus plantillas de 18-20 jugadoras. La liga, que contará con una cantidad considerable de jugadoras canadienses y mexicanas subvencionadas por sus respectivas asociaciones nacionales de fútbol, iniciará su pretemporada el mes que viene. La fecha exacta de comienzo del campeonato, prevista para la primavera boreal, todavía está por confirmar.

Lyon alcanza la cima

El Lyon recuperó el liderato, al menos de manera provisional, gracias a una importante victoria por 2-0 en el terreno del Valenciennes (11º), en el partido adelantado de la 22ª jornada de la liga francesa de fútbol.

Los lioneses, que perdieron el liderato en favor del París Saint-Germain la pasada jornada al empatar como locales con el modesto Evian, se ponen ahora con tres puntos más que el equipo de la capital, que recibe el domingo en el Parque de los Príncipes al Lille (10º).

Los tantos del Lyon llevaron la firma del jugador de origen guineano Gueida Fofana (minuto 8) y de Bafetimbi Gomis en el 28.

Con este triunfo, el equipo rompe además su mala racha en las visitas a Valenciennes, donde sólo había conseguido un punto en sus últimos cuatro partidos ligueros allí (derrotas 1-0 en la 2011-2012, 2-1 en la 2010-2011 y 2-0 en la 2008-2009; empate 2-2 en la 2009-2010).

Esta vez el equipo no quiso dejarse sorprender y pronto pudo controlar la situación, guiado en ataque por Gomis, que sustituyó al argentino Lisandro López, baja de última hora.

El París Saint-Germain, ahora segundo, llega a la 22ª jornada con la moral reforzada, tanto por su victoria del pasado domingo 1-0 en Burdeos como por el triunfo del miércoles (3-1) en la Copa de Francia ante el Toulouse.

“Esta victoria es la mejor manera de prepararnos para el partido (del domingo contra el Lille)”, dijo el defensa Sylvain Armand después de una noche en la que marcaron Kevin Gameiro y los argentinos Javier Pastore y Ezequiel Lavezzi.

Vuelve ‘Ibra’
Ante el Lille estará de vuelta el goleador sueco Zlatan Ibrahimovic, que se perdió el partido ante el Toulouse por suspensión. Si el París Saint-Germain gana, volverá a ser líder.

Por su parte, el Marsella, el ‘tercero en discordia’, va justo por detras de los dos primeros. Está a un punto del París Saint-Germain y ahora a cuatro del Lyon, con la posibilidad de volver a reducirlo a uno si no tropieza.

En esta jornada, viajará al campo del Rennes (5º), un estadio muy complicado pero donde intentará no fallar para no perder el ritmo de la carrera por el título, que un año más parece presentarse muy abierto.

El cuarto clasificado, el Niza, recibe en la ciudad mediterránea al Burdeos, séptimo.

En la zona baja, el colista Nancy tiene un partido muy delicado, frente al Lorient (6º), y el Troyes (19º) se mide al Brest (14º).

Ibra vs Messi: el duelo en cifras

Zlatan Ibrahimovic y Lionel Messi son dos auténticas golosinas para los estadísticos del fútbol. fifa te brinda una selección fascinante de números increíbles relativos a ambos antes de que Suecia y Argentina se enfrenten en el amistoso de este miércoles 6 de febrero en Estocolmo.

Estatura 
Ibrahimovic: 1,95 metros
Messi: 1,69 metros
A los 11 años, a la Pulga le diagnosticaron una deficiencia de hormona del crecimiento y, aunque River Plate había mostrado interés en ficharlo, el grande bonaerense no estaba dispuesto a costearle el tratamiento. El Barcelona sí lo hizo. El resto es historia… Ibrahimovic, que es casi 30 centímetros más alto que Messi, bromeó recientemente: “Messi podrá tener cuatro [Balones de Oro de la FIFA], ¡pero yo puedo comprar chocolatinas de una máquina expendedora sin tener que poner una caja debajo!”.

Países por los que eran seleccionables 
Ibrahimovic: 3 
Messi: 2 
Ibrahimovic nació en Suecia de padre bosnio y madre croata, y, aunque podría haber optado por esos tres países, se decantó por el primero. Messi, que obtuvo muy precozmente la doble nacionalidad, recibió una oferta para formar parte de las categorías inferiores de la Roja, pero la declinó respetuosamente y, en su lugar, aceptó en 2004 la oportunidad de representar a la selección sub-20 de Argentina. 

Goles como internacional 
Ibrahimovic: 39 en 85 partidos 
Messi: 31 en 76 partidos 
Ibrahimovic, con un promedio de 0,46 goles por encuentro, ocupa la tercera posición en la lista de máximos artilleros de Suecia de todos los tiempos, por detrás de Sven Rydell (49) y Gunnar Nordahl (43). Messi figura en cuarto lugar en la de Argentina, por detrás de Gabriel Batistuta (56), Hernán Crespo (35) y Diego Armando Maradona (34); si bien en 2012 el rosarino vio puerta 12 veces en 9 encuentros internacionales, elevando vertiginosamente su promedio hasta los 0,41 goles por partido. 

Goles en la Copa Mundial de la FIFA 
Ibrahimovic: 0 en 5 partidos 
Messi: 1 en 8 partidos 
Messi hizo su debut en la competición en 2006, saliendo desde el banquillo con 18 años para marcar el último tanto de la goleada por 6-0 a Serbia y Montenegro. Sin embargo, el número 19 de la Albiceleste no logró ver puerta en sus dos encuentros restantes en tierras germanas. Lo más sorprendente de todo es que, pese a jugar todos los minutos de los cinco partidos de Argentina en Sudáfrica 2010, Messi no fue capaz de marcar. 

Coste de sus carreras en traspasos 
Ibrahimovic: 171.100.000 €
Messi: 0 € 
Messi fichó por el Barcelona cuando era preadolescente, y nunca ha estado cerca de dejar el Camp Nou. Tras pasar del Malmö al Ajax de Ámsterdam por 80 millones de coronas suecas, Ibrahimovic ha sido objeto de una serie de traspasos millonarios: Juventus, Inter de Milán, Barcelona, Milan y París Saint-Germain pagaron respectivamente en euros (€) 16 millones, 24,8 millones, 69 millones, 24 millones y 20 millones por el enigmático ariete.

Títulos ligueros 
Ibrahimovic: 7 
Messi: 5 
Ibrahimovic se ciñó dos coronas de la Eredivisie con el Ajax antes de mudarse a Italia. Allí, aunque los dos Scudetti que ganó con el Juventus fueron anulados debido al escándalo del Calciopoli, el sueco se proclamó campeón de Italia en cada una de las tres campañas que pasó en el Inter, y en la primera de las dos que jugó en el Milan. Ibra, asimismo, ganó una liga española en su única temporada en las filas del Barça. Messi, por su parte, ha levantado el trofeo de la Liga en 2005, 2006, 2009, 2010 y 2011.

Trofeos de máximo goleador en ligas nacionales 
Ibrahimovic: 2 
Messi: 2 
Ibrahimovic marcó 25 tantos con el Inter en la Serie A 2008/09 para convertirse en el primer sueco en erigirse Capocannoniere desde que lo lograse Nordahl en la campaña 1954/55. En la 2011/12, reeditó ese galardón gracias a sus 28 dianas con el Milan. Messi, a pesar de concluir como el máximo artillero de la Liga de Campeones de la UEFA en 4 temporadas consecutivas y establecer un sinfín de récords de goles más, solamente ha logrado quedar al frente de la tabla de goleadores de la liga española en los cursos 2009/10 y 2011/12.

Goles en la campaña 2012/13 (sólo con su club) 
Ibrahimovic: 22 en 26 encuentros 
Messi: 45 en 34 encuentros 
Las estadísticas de Ibra (incluidos 20 goles en 20 partidos de la Ligue 1) son sumamente impresionantes, pero se vuelven insignificantes comparadas con las de Messi. El argentino de 25 años ha marcado 34 tantos en 22 partidos de liga (¡1,55 por encuentro!), con lo que lleva camino de batir su propio récord de 50 goles en una temporada del campeonato español. Además, con sus 5 dianas en 6 partidos de la presente Liga de Campeones, Messi ya suma 56 en total, sólo superado por Raúl (71), Ruud van Nistelrooy (60) y Andriy Shevchenko (59).

Número de sus camisetas 
Ibrahimovic: 10 con el París Saint-Germain y con Suecia 
Messi: 10 con el Barcelona y con Argentina 
Ibrahimovic lució el número 9 en las filas de Malmo, Ajax y Juventus, el número 8 con el Inter de Milán, el 9 otra vez en el Barcelona, y el 11 con el AC Milan. Con Suecia, llevó el número 21 en Corea/Japón 2002, pero desde el año siguiente ha sido un fijo con el 10. 
Messi empezó teniendo el número 30 en el Barcelona, luego el 19, y heredó su querido 10 de Ronaldinho a comienzos de la temporada 2008/09. El pequeño delantero comenzó la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Holanda 2005 como el número 18 de su país y en el banquillo (Patricio Pérez, que actualmente milita en Patronato, en la segunda división Argentina, era el número 10), pero la acabó adjudicándose el Balón de Oro adidas y la Bota de Oro adidas, tras haber llevado a la Albiceleste a vencer por 2-1 a Nigeria en la final. Messi ha lucido varios dorsales con la selección absoluta de Argentina, incluidos el 7, el 15, el 18 y el 19, pero lleva siendo habitualmente su número 10 desde 2008.

Marsella cede terreno

Marsella, que no pasó del empate 2-2 en Rennes (4º) a pesar de dos nuevos goles de los hermanos ghaneses Ayew, en partido de la 22ª jornada de la Liga 1 de fútbol de Francia, cedió ventaja al Lyon que ganó 2-0 en el campo de juego del Valenciennes (11º).

El OM (3º), que estuvo dos veces por delante en el marcador, tiene ahora tres puntos menos que los lioneses (42 y 45), aunque éstos pueden ser alcanzados por el París Saint-Germain (2º con las mimas unidades que el OM) si se impone al Lille (11º) en el Parque de los Príncipes de la capital francesa.

Marsella abrió el marcador con un gol de André Ayew (37), tras una muy buena combinación con Mathieu Valbuena, pero el Rennes logró igual gracias a un cabezazo de Théophile-Catherine (59).

Grandes emociones
Jordan Ayew volvió a darle la ventaja a los del Mediterráneo merced a un gran pase de Morgan Amalfitano (83), pero Romain Alessandrini logró la igualada para los bretones marcando su noveno gol de la temporada también de cabeza, con el arco libre al recuperar un balón que el arquero Steve Mandanda rechazó tras un centro del senegalés Abdoulaye Sané.

Elie Baup, entrenador del OM, se mostró contrariado con el resultado. “Se critica con mucha frecuencia a nuestra Liga 1 y el espectáculo que ofrece, pero esta noche vimos un verdadero partido de L1, con dos equipos que demostraron ganas de jugar y anotar”, destacó.

“Por supuesto estoy desilusionado por los jugadores y por el resultado, puesto que en el minuto 88 ganábamos y tendríamos que habernos llevado los tres puntos, pero hay cosas interesantes en el contenido”, matizó.

Más tarde, Lorient (6º) cayó 2-1 en el campo del colista Nancy y se estancó, mientras que el Niza (5º) recibe el domingo al Burdeos (8º).

El campeón Montpellier, por su parte, derrotó por 2-0 al Sochaux (16º) y quedó 7º con los mismos puntos que los bordeleses (32).

Alemania da el golpe en Francia (1-2)

Un gol del madridista Khedira, a pase de su compañero Oezil, desequilibró un ajustado amistoso entre Francia y Alemania (1-2) y permitió a los germanos sumar la primera victoria contra los galos desde 1987.

Francia cosecha así la primera derrota en la era de Didier Deschamps, a mes y medio del trascendental duelo contra España que marcará la hegemonía del grupo I de la fase de clasificación para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™.

Un contratiempo que acaba con la calma que había construido el seleccionador galo a base de buenos resultados, sobre todo del empate conseguido contra los hombres de Vicente del Bosque en Madrid y la victoria ante Italia en Parma.

Para la Alemania de Joaquim Loew supone acallar los murmullos que habían surgido entorno a un equipo, sobre todo después del jarro de agua fría que se dieron contra Suecia.

El amistoso de este miércoles debía ser uno de los actos de conmemoración del 50 aniversario del tratado que marca la amistad franco-alemana y, a tal efecto, contó con la presencia de la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande.

Al igual que en el palco, el partido fue una confrontación de estilos, el de una Alemania que quería controlar el juego a partir del balón y una Francia más vertical, más explosiva. Pero también dejó entrever a un equipo, el alemán, que ha definido un patrón de juego y a una Francia que todavía busca su estilo.

Loew, que tuvo que afrontar a última hora multitud de bajas entre sus habituales, trató de imponer el característico fútbol que viene haciendo desde que está al frente de la selección.

Dominio del juego
Con esa receta, dominó el juego durante los primeros compases y Alemania dispuso de algunas ocasiones, como la que tuvo en el minuto 6 Oezil, que Lloris le sacó con los pies.

Al fútbol control alemán respondió Francia con chispazos de velocidad, casi siempre de salidos de las botas de un Ribéry que cobra, día a día, galones en el equipo.

Al igual que Benzema, que en el minuto 27 dispuso de un mano a mano con Adler, sustituto del habitual Nauer bajo los palos germanos y que ganó la batalla al madridista.

Ribéry volvió a aparecer a lo largo del encuentro, muy peligroso en todo el partido, hasta que en el minuto 44 provocó una falta a 30 metros de la meta alemana que dio origen al gol.

Magistralmente lanzada por Benzema, el balón se estrelló contra el larguero, el rechace llegó a Sissoko que sirvió para que Valbuena adelantara a Francia.

Era la recompensa al trabajo francés, que laboriosamente se había sacudido el dominio germano.

Tardó poco en empatar Alemania tras el descanso, cuando un error en el centro del campo del recién ingresado Capoue permitió montar un contragolpe a Gündogan, que sirvió para que Müller batiera a Llores con mucha sangre fría.

El empate espoleó a Francia, que produjo sus mejores minutos, con un imparable Ribéry que trajo de cabeza a la defensa germana.

Pero cuando más dominaban los galos, la dupla madridista Oezil-Khedira iluminó el juego germano. El primero se inventó un pase genial a los pies del segundo, que ante Lloris resolvió con inteligencia.

Mazazo para una Francia que miró de nuevo a Ribéry como único posible mesías, pero que no encontró el camino del empate.

El PSG mantiene la cima

Con un gol en contra (68) del volante camerunés Aurélien Chedjou, París Saint Germain derrotó 1-0 al Lille (11º), en el último partido de la 22ª jornada de la Liga 1 de fútbol de Francia, y sigue liderando la tabla de clasificación en igualdad de puntos (45) con Lyon.

El gol sobrevino cuando el jugador africano no pudo despejar bien un rechace de un compañero de defensa tras un centro del argentino Ezequiel Lavezzi.

El PSG tiene la delantera más goleadora, a pesar de la ayuda rival, con 38 tantos en su haber, y la defensa menos vencida, con 12 encajados.

Carlo Ancelotti, entrenador de los capitalinos, destacó: “Todos los partidos son complicados. Sobre todo ante un muy buen equipo, uno de los mejores de la Liga 1, muy bien organizado. El encuentro fue difícil porque le facilitamos muchos contragolpes, pero controlamos bien el terreno y el juego. Tuvimos suerte”.

Resultados anteriores
El Olympique lionés había derrotado por 2-0 al Valenciennes (12º) en desplazamiento.

Burdeos (5º) se impuso en el campo de juego del Niza también 1-0, y lo dejó sexto pero con los mismos puntos (35). El único gol lo anotó el delantero Henri Saivet (58).

Saint Etienne, por su parte, se mantiene aún en la zona alta de la clasificación (7º) tras derrotar este domingo al Bastia (13º).

El brasileño Brandao abrió el marcador para los Verdes al principio del encuentro (9), aunque su equipo no logró sentenciar la victoria hasta los minutos finales del partido, con los goles de Pierre-Emerik Aubameyang (79) y Josua Guilavogui (85).